Más información

Título:
Apelación al público
Fecha de publicación:
1839
Producción:
Bogotá: Nicolás Gómez, 1839
Idioma:
español
Nota de edición:
Digitalización realizada por la Biblioteca Virtual del Banco de la República (Colombia)
Autor:
Rivas, Eusebio
Materia:
Generalidades; Generalidades / Colecciones generales; Ciencias sociales / Derecho
Nota general:
Colombia
Nota general:
Dominio público
Nota general:
/ ~. /.J J . fi ¡.¡ vJz 4- ~s p ,Zo 6s1 J1PEL.J1CION J1L PUBLICÓ. - <, \í) o ~IE veo precisado á dir ijirme á mis con. ciud~da~o s., mientras falla el tri bunal á quien elevé mi queja por el hecho sigu iente. Aunque . h a~e tres anos qu e concl uí mi carrera lit eraria, I uno que rec ibi con plenitud de vo t~s el grado de bachill er en medicina, he ~ontmu ado practi cando al iado del Dr. José Fehx.Meriaalde mientras conseguia, en med io de ~ ~ pobreza . el d inero para mi gra do de Dr­El di cho ¡;rofesor me ha hecho practicar en su presencia algunas operaciones de c irujia en vari,as casas i en el hosp ital de San Ju an de DIOS, . delante de sus discípulos. Para ?arJes l ~.c cl o n e s de anatomía patoló jica ord enó a .S}! h ~J ? Dr. Jo:é Pablo que asociado con­mIgo hiciese la diseccion del cad áver de una mujer que exijia delicadas observ acioues: avis óse al disector, que no pudo concurrir por. ~ener por . I ~ tarde aula d e quími ca; por politica se cito al Dr. i\ndres Pardo para q:l~ concurr iese, i aunque ofrec ió ir no fué ; h icimos la diseccion de las cavidades del vient:e ¡pecho : n que se halló un lipoma ?ebaJo. de .10. f,~z Inferior de la primera cost illa l ant~rl or inferior de la segund a, form and o una h ern ia e? tre el espacio que las separa, i otras co sas dig nas de publi carse. Como se hizo n?ch~, ~ejamos la cabeza para di secaría al dia sigui ente. A las sie te i c uarto me ord enó el Dr. Jo sé Felix fue se con su discí pulo Anje l Urrutia á continuar la di seccion para á las oc ho, dar las lecciones de anatomía patol ójica, H alle al Dr. Pardo en la puer ta del anfiteatro c onversando con un estudiante, lo saludé como á condiscípulo i an·.igo, con quie n pocos d ias a ntes habí a estado disecando mú sculos en cadáveres de ob serva cione s del Dr. Me riza lde. Me negó la mano al sal udo, i sin contestar­mela me d ijo, que no pusiese mano en el cadáver. Yo le cont esté q ue iba á conti nuar la d iseccion por 6rden del catedrático de clínica. M e repuso, "no toque el cadáver porque daré una queja, i s i el catedráti co ele clínica quiere anfit eatr o, qu e lo cos tee, pu es es te no está de stin ado para él." E n presencia de Urrutia i del B ichiller E lia; Olarte ( 1 ) i otros me quité la casaca i me diri ji a la mesa de di seca r. ( 1 ) I~o ()ue e8pongo aquí es Jo mismo que le co n­testó e l Sr. J<: lias Olarte a la< pr eguntas qoe le hizo e l Dr. Pardo en una ca rta. No puede haber mejor documento. . N uevam ente me previno el Dr. Pardo que nu tocase el cadáver, que lo necesitaba para sus discí pulos de anatomía. Yo tomando los fierros que me hab ía dedo el Dr . Merlznlde le. :e s p ~ n d í, este .cadáver es de la clase d~ c JlIlI~ a, I el,ca.tedrati co tiene derecho á él i no l!.11I su s di sc ípulos, quienes tamp oco lo nece o s~t an, 'p ues apenas están e,tuc1iando hue sos. Enfad ándose me contestó, U. no sabe sino desgarl'G: cadáv~res , a lo 'ju e repme que él bien s a~ Ja que d lseca,ba mejor que él. Enton­ces sahe~d ose ord eno al portero (Iue me en. cerrase, I por la fuerza me onuse á esta vio. lencia d!ciéndole . ,que el que me mand aba encerrar I el que ejecutaba su s órdenes nece­sit aban tener otros calzcnes. Dí cuenta del suc~ so al catedr~ tic o 'lui en '.ne ofició para qu e (lusl(:se por escnto lo sucedido, Con mi con­te stacion dió cuenta á la j unta de g" bierno de la Universidad, ante la cu.al estaba yo pre. sentado para que califica se mI' certifi cadcs i me di ese el gr ado de licen ciado i Dr. Sa­biendo yo que el Dr. h idro Arroyo hacia ocho dia s que hab,~ dado cuen ta con mi espediente para qu e la J'mta procediese á mi adrni sion ó no adm ision al grado, 10 avi sé á mi ac udi ent e el Sr. Diego Rivas qu ien fué á manifestar al S r. vicerector que él daba el dinero para mi grad o en caso de que ya se me hubiese ad­mitido. Co~testole el Dr. Joaquín García que no me podria graduar en estos dias en castigo de que le hab ia faltado al catedrático de aria­tornia, O curri entonces al secretario i des­pues al Dr. Garcia, para que (lar escrito se me die se dicha resolu cion, í se denezaron ambos. fundado en los hechos referid os ~Iel'é mi qu eja á la direccion para que hici ese des ­pachar mi esp ed iente, manifestándole que la junta debia fallar por lo que constase de los do. curnentos de mis catedráticos,(2) i descon ccie n . -----------_._----- ---.- . ( 2) ,L a. unica autoridad qoe tien e la junta de Jn s~ ec clUn I gobIerno con arrreglo á los articulos 55. 56 1 57 d el dec reto ele S de octubre' d e 1826 es la tic calificar los dflCUlU entos delicerondo sobre In. oc1mi­sion 6 i naclmisiun del preteml iente á plur ríidod absuluta de 1,,'0(05. Imponer las IH'I'la 3 de {lile se me detenza la tremenda para conferinu e el grado. es atacar~ l artículo 182 de la con st itucion que manda que nin z un granauino podrá se r di st ruid» de 5U -; j ueces ll at~ra­leos Etc. Es t ambien violar el artículo ] 9 1 (Iue pre­viene q u ~ ningllll g ranadi no podrá SE'r .1u1.g¡'llll ni penado SIJIO en virtud de una lei anterior á su d elito, i de s po es de hab érse la citado, oido i convencido en do la autoridad que la junta tel1~a para im poner ca'tlgos á un ba, hiller que hace tres anos qu e d ejó de ser estudiante, (:3 ) i qu e ya U D está bajo de obediencia de niugul1 eatedrá tico, i qu e si el de anatoruia me j,rob ab., que lo hab ia in ­juriad o, tenia de rec ho para poner su qu eja an te los j ueces sefi alados p" r las leyes. E stos SGn los hechos con que apelo al jui cio. ¿ A q u é h01'3s se me ha lI am.a tJ~) á mí para fiue responda á los c urjr os que corn o c riru ina l res ultan ej e la q uej a .et evada contra mí pur el Uro A ndr e~ Pa rdu P ¿ Cuando se me han leid o la s d eela racinnes J e los tes ­t ia os, i e n qu é- mument» se me hit ca reado cu n pllus i ~ c me ha permitido d efende r rne P Re spo nda la junta de :J;0bierno. ( 3 ) .... todo estud ian te en la calidad ,le (al no le pu ed e imponer el catedrático i la junta otras penas 'l ue 1as d etall ad as en los a rtí cul os 97 i 98. i la de r echaza r sus certifi cados con a rregl o al artí culn 56 . A luí se me cas tigó por supuestas faltas á quien no es mi cate dr át ico, i por haber puesto una carta res­petuosa al Sr. viccre ct or exi jie ndol e me dijese las cau sas po rqu e no se me habia de spachad o mi ego ped icn te , fallo de mis conciudadanos: Desafio al D r.' Pard o para que ante el juez competente me pru ebe ·que lo he injuriado, cuando él fué quien lo hizo d iciéndome q ue no sab ia sino desgarr ar cadáveres. Yo le dije q ue sabia di secar mejor qu e él. E stoi pronto á la prueba , i por esto lo emplazo para que en presenc ia ge los profesores que él escoja vamo s al aufi­teatro i al hospital en donde le probaré que , é mas que él, i qu e en mi humilde op inion se halla en estado de que lo enseñen, i no de en· se ñar , Igu al de safío le hago en quí mica. botá­nica i farmacia ant e los mismo s profesores, Si no admite esta ocasion de rnanife vtar su superior idad de con ocimi ent os sobre los mios, no lo creo digno de alterna r con su s conprofe­seres , ni de oponerse á la cátedra de anatomía. Que yo no sea opositor es )0 que ha que­rid o el Dr. 'Pardo , impidiéndome mi grado . Si lo lograre, ha dado prueba de que teme en la oposicion á Eusebio Riuas, , \ ) . ) B 'JGOTA- Imp. por Nicolas Gomez-Aiio de 1839.
Nota general:
Aclaraciones; Defensa; Amenazas; Medicina; Enseñanza; Cartas
Nota general:
Me veo precisado á dirijirme á mis conciudadanos., mientras falla el tribunal á quien elevé mi queja por el hecho siguiente. Aunque hace tres anos que concluí mi carrera literaria, i uno que recibi con plenitud de votos el grado de bachiller en medicina, he continuado practicando al lado del Dr. José Felix Merizalde mientras conseguia, en medio de mi pobreza el dinero para mi grado de Dr. El dicho profesor me ha hecho practicar en su presencia algunas operaciones de cirujia en varias casas i en el hospital de San Juan de Dios, delante de sus discípulos.
Enlace permanente:
http://www.cervantesvirtual.com/obra/apelacion-al-publico-852707

Otras colecciones

  • Biblioteca americana