Obras sobre el autor

Este quadro que representa la coronación de Maria santisima és original de Dn. Diego Velazquez: tiene de alto cinco pie...

Reproducción digital del original conservado en la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid

Visita de Nuestra Señora a su prima Sta. Isabel: pintada por Rafael de Urbino, cuyo original se halla en la sacristia d...

Reproducción digital del original conservado en la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid

Quadro de Rafael de Urbino, llamado la Virgen del Pez, que se conserva en Sn. Lorenzo del Escorial: y tiene de alto sie...

Reproducción digital del original conservado en la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid

Refugium Peccatorum / Rafael Mengs pinx.; Manuel Esquivel de Sotomayor sculp. en Mad.d año de 1802.

Reproducción digital del original conservado en la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid

Mater Dolorosa: el quadro original pintado pr. el Ticiano existe en el Real Palacio de Madrid / grabado pr. Juan Ant. S...

Reproducción digital del original conservado en la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid

Aphorismi conclusionum ex doctoribus recitatiuè solum propositi

Reproducción digital del original conservado en la Biblioteca de la Universidad de Granada

Autores que escriben sobre Virgen María

Más información

Nombre:
Virgen María
Enlace permanente:
http://data.cervantesvirtual.com/person/17846

María (en arameo, מרים, 'Mariam'), madre de Jesús de Nazaret, fue una mujer judía de Nazaret de Galilea, que según diversos pasajes neotestamentarios pertenecientes al Evangelio de Mateo, al Evangelio de Lucas y a los Hechos de los Apóstoles, como también distintos textos apócrifos tales como el Protoevangelio de Santiago, vivió entre fines del siglo I a.C. y mediados del siglo I d.C. También el Corán (siglo VII), libro sagrado del islam, la presenta como madre de Jesús (Isa), bajo su nombre árabe, Maryam o Miriam. La presencia de María en el cristianismo primitivo no fue la de una simple testigo, sino la de una personalidad cualificada y en más de un sentido única, partícipe singular de un momento clave de la Historia de la salvación, la encarnación de Jesucristo (Lucas 1:26-38; Lucas 2:1-19), y copartícipe de otros dos, la crucifixión y muerte de Jesús (Juan 19:25-27), y la conformación de la primera comunidad cristiana orante inmediatamente antes de la venida del Espíritu Santo en Pentecostés (Hechos 1:14). El Evangelio de Mateo (Mateo 1:18) y el Evangelio de Lucas (Lucas 1:27) presentan a María como una joven virgen cuando, en la Anunciación, supo que estaba encinta por obra del Espíritu Santo, sin concurso de varón. Por esto, a menudo se la llama la «Virgen María», o simplemente «la Virgen», en las Iglesias católica, ortodoxa, copta, en la Comunión anglicana y en otras denominaciones cristianas. En las Iglesias católica y ortodoxa se le atribuyen facultades de intercesión ante Jesucristo, siguiendo a san Ireneo de Lyon (siglo II) y lo narrado en el Evangelio de Juan sobre su intervención en las bodas de Caná (Juan 2:1-11). En las Iglesias antes citadas, la devoción a ella se manifiesta a través de expresiones diversas, que van desde declaraciones dogmáticas y doctrinales marianas, hasta oraciones a ella dedicadas, y títulos con los que se la identifica, tales como «Madre de Dios», o su correspondiente término en griego, «Theotokos», este último adjudicado a ella tempranamente en el Concilio de Éfeso de 431 y muy utilizado por la Iglesia ortodoxa. También se la llama «Bienaventurada Virgen María», en línea con el texto evangélico: «[...] desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada [...]» María a Isabel,Evangelio de Lucas 1:48

Información extraída de Wikipedia (CC BY-SA 3.0)

RDF JSON