Dwight David «Ike» Eisenhower (Denison, 14 de octubre de 1890–Washington D. C., 28 de marzo de 1969) fue un militar y político que sirvió como 34º presidente de los Estados Unidos de América entre 1953 y 1961. General de cinco estrellas del ejército de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, fue comandante supremo de las fuerzas aliadas occidentales en Europa y responsable de la planificación y supervisión de la invasión del norte de África en la operación Torch de entre 1942 y 1943 y de la exitosa invasión de Francia y Alemania entre 1944 y 1945 en el frente occidental. En 1951, se convirtió en el primer comandante supremo de la OTAN. Descendiente de inmigrantes alemanes asentados en Pensilvania, Eisenhower se crió en una numerosa familia en el estado de Kansas y sus padres le dieron una sólida formación religiosa. Se graduó en West Point en 1915 y más tarde se casó con Mamie Doud, con quien tuvo dos hijos. Tras la Segunda Guerra Mundial, Eisenhower fue jefe de Estado Mayor del ejército durante la presidencia de Harry S. Truman y después ejerció como presidente de la Universidad de Columbia. Eisenhower entró en la carrera presidencial de 1952 de la mano del Partido Republicano para contrarrestar las políticas de no intervención defendidas por el senador republicano Robert A. Taft e hizo campaña contra «el comunismo, Corea y la corrupción». Consiguió derrotar por amplio margen al candidato demócrata Adlai Stevenson y así puso fin a dos décadas de hegemonía demócrata y a la llamada «coalición del New Deal». Fue el primer presidente estadounidense en ver sus mandatos constitucionalmente limitados por la Vigesimosegunda Enmienda. Los principales objetivos de Eisenhower durante su presidencia fueron mantener la presión sobre la Unión Soviética a través de la llamada Doctrina Eisenhower y reducir el déficit federal. En el primer año de su presidencia, amenazó con usar armas nucleares en un esfuerzo por poner fin a la guerra de Corea; su nueva imagen política priorizó la construcción en masa de armas nucleares baratas para la disuasión nuclear, mientras reducía los fondos para las fuerzas militares convencionales. Ordenó los golpes de Estado en Irán y Guatemala y negó ayuda material de importancia a Francia en Indochina (Vietnam), aunque sí aportó ayuda financiera y daría un fuerte apoyo económico a la recién creada Vietnam del Sur. El Congreso apoyó su solicitud de 1955 para la resolución de Formosa, lo que obligó a Estados Unidos a apoyar militarmente al gobierno pro occidental de la República de China en Taiwán y mantener el aislamiento de la República Popular China, que dominaba el territorio continental. Después de que la Unión Soviética pusiera en órbita el primer satélite artificial de la historia en 1957, Eisenhower autorizó la creación de la NASA y con ella el inicio de la carrera espacial. Durante la crisis de Suez de 1956, Eisenhower condenó la invasión israelí, británica y francesa de Egipto, y los obligó a retirarse. A su vez condenó la invasión soviética durante la revolución húngara de 1956, pero no tomó ningún otro tipo de acción. Envió 15 000 soldados a Líbano en 1958 para evitar el derrocamiento del gobierno pro occidental a manos de una revolución inspirada en los principios del gobierno del presidente egipcio Nasser. Hacia el final de su mandato, sus esfuerzos por celebrar una reunión con los soviéticos se vinieron abajo tras el incidente del U-2. En su discurso de despedida a la nación del 17 de enero de 1961, Eisenhower avisó sobre los peligros del enorme gasto militar del país y en particular sobre el déficit que este generaba y los contratos que el gobierno tenía con los fabricantes privados de armamento, y acuñó el término «complejo industrial-militar». En Estados Unidos, durante las dos legislaturas de Eisenhower se vivió una considerable prosperidad económica, a excepción de la fuerte recesión de entre 1958 y 1959. Opuesto, aunque no públicamente, a Joseph McCarthy, contribuyó a poner fin al macartismo con un amplio uso de su llamado «privilegio ejecutivo». Conservador moderado, mantuvo los organismos del New Deal y amplió la Seguridad Social. Puso en marcha el Sistema Interestatal de Autopistas, las agencias DARPA y NASA, estableció una sólida educación científica a través de la National Defense Education Act y alentó el uso pacífico de la energía nuclear gracias a la Atomic Energy Act; sin embargo, Eisenhower a menudo dejaba la mayor parte de la actividad política a nivel nacional en manos de su vicepresidente, Richard Nixon. Aclamado por las encuestas de Gallup como el «hombre más admirado» en doce ocasiones, logró una estima popular generalizada, tanto durante como después de su presidencia. Desde finales del siglo XX, existe consenso entre los estudiosos occidentales para situar a Dwight Eisenhower como uno de los más grandes presidentes de Estados Unidos.

Información extraída de Wikipedia (CC BY-SA 3.0)

RDF JSON